jueves, 21 de agosto de 2008

Isomorfismo

En psicoterapia existe una teoría metafórica que resulta muy útil, la del isomorfismo por oposición. Según esta teoría creamos patrones relacionales y de afrontamiento basándonos en patrones que hemos aprendido a lo largo de nuestro desarrollo. Lo más curioso de todo es que muchos de estos patrones pueden ser odiosos para nosotros, incluso puede darse el caso que hayamos dicho que nunca querremos ser así, pero que llegados a una situación de conflicto o crisis, reaccionamos de manera automática de la manera no deseada, o como en el caso de la relaciones familiares, obtengamos los mismos problemas con nuestros hijos que nosotros tuvimos en su momento con nuestros padres.
Pongamos un ejemplo. Madre soltera con una hija preadolescente. Esta madre intenta controlar a su hija dentro de sus limitaciones personales, con falta de muestras de cariño que producen que la hija se rebele y responda confrontado. La relación se deteriora con la consiguiente falta de confianza y de comunicación, que acaba por producir un distanciamiento gélido entre ambas.
Ahora bien, la hija llega a la edad adulta, se casa y tiene hijas. "Yo no cometeré los errores de mi madre. ¡Haré lo contrario de lo que hizo ella conmigo!".
Pasan los años, las hijas crecen y todo parece ir bien, sin grandes problemas, pero cuando la más pequeña llega a la veintena comienzan problemas conductuales de todo tipo, con un deterioro relacional y mentiras constantes, sin saber atajar la situación de la misma manera que la abuela no pudo atajar la situación planteada por la madre. Evidentemente la incomunicación y la pérdida de confianza son el eje de esta situación.
¡Cómo puede ser que tenga los mismos problemas con mi hija que los que tuve en su momento con mi madre! ¡Yo he hecho exactamente lo contario!
Una sencilla explicación es exactamente esa, que has hecho exactamente lo contrario, has tomado el modelo de tu madre y te has posicionado en el otro extremo, nunca en el término medio, y has construido la misma estructura en negativo, Donde tu madre hizo positivo tu negativo, donde tu madre hizo claro, tú oscuro, donde ella hizo cero, tú uno, etc... y dos estructuras idénticas suelen tener problemas y situaciones conflictivas idénticas.
Un ejemplo claro lo podéis encontrar en la descripción que hace Mayte Leal de una situación familiar que observó en el tren. Leyéndola no pude evitar pensar en qué tipo de educación había recibido la pobre abuela y que juramentos se habría hecho en el pasado.
Ya lo dijo Aristóteles hace mucho, "la valentía es la dorada mediocridad que se sitúa entre la cobardía y la temeridad".
Al fin y al cabo tanto el cobarde como el temerario suelen tener destinos similares...

4 comentarios:

  1. En youtube hay un corto que quizás se puede relacionar con este articulo. Por si lo quereis ver..
    MAMÁS Y PAPÁS (MUMMIES & DADDIES).

    ResponderEliminar
  2. Nos guiamos por nuestros seres queridos. Nadie nos avisa de sus errores. Quizas deberia de haber una asignatura en el colegio que nos enseñara a educar..

    ResponderEliminar
  3. Entonces, lo ideal seria empezar de cero, hacer un "reset" en nuestra base de datos, no?

    ResponderEliminar
  4. Querido anónimo,

    Si no te parece mal te contesto en una próxima entrada...

    ResponderEliminar

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.