martes, 1 de septiembre de 2009

¿Síndrome posvacacional?


Ya ha llegado. Ya está aquí de nuevo. El síndrome posvacacional ha llegado a los periódicos y a los programas de noticias para rellenar huecos en los que no saben qué poner. Pero claro, este año tiene que competir con la gripe A, por lo que tengo la esperanza que no nos machaquen con las dos a la vez. Al menos en el caso de la gripe se trata de algo nuevo, aunque lleven dando la tabarra desde abril.
Los psicólogos, como profesión en general, tendemos a etiquetar todo aquello que nos rodea y aquello que sucede, da igual si es algo que ya tenía un nombre antes, le ponemos una etiqueta nueva y así parecemos más interesantes. Os pongo un par de ejemplos.
Cuando estudiaba psicología adquirí la costumbre de leer los anuncios de cursos que se anunciaban. En aquellos años arrasaba el concepto "habilidades sociales", que no es más que saber relacionarse. Luego llegó la "asertividad" que no es más que ser una persona moderadamente segura de sí misma, sin llegar a la arrogancia. Actualmente ha surgido con fuerza la "resiliencia", que no es más que la capacidad que tenemos todos y hemos tenido como especie de sobreponernos a los reveses que nos da la vida, y claro, el "trastorno por estrés postvacacional", que no es más que el reajuste de rutinas después de la ruptura de una rutina anterior que nos era más cómoda y agradable.
Podemos pasar de todo esto o podemos hacer algo útil. Por mi parte creo que lo mejor es la reducción al absurdo, de manera que lanzo los siguientes nuevos términos clínicos absolutamente inútiles para quién los desee utilizar según su criterio y riesgo:

- Síndrome por estrés postruptura sentimental (vamos que te han dejado y estás jodido)
- Trastorno de angustia post festivo intersemanal (lo mismo que el posvacacional pero más pequeño, también podemos hablar del "post fin de semana largo")
- Trastorno emocional por subida súbita del euribor.
- Trastorno hipomaníaco por bajada no esperada del euribor
- Cuadro depresivo por intolerancia al rechazo emocional/sexual
- Cuadro de insomnio moderado por rumiación cognitiva causada por estrés familiar

Os animo a que creéis los vuestros, aunque seguro que muchos ya los tenéis, porque al final los más tontos somos los propios psicólogos. Seguramente esto es debido a que no sabemos trabajar nuestra inseguridad hasta llegar a la asertividad, nos pasamos a la insolencia y la petulancia. El problema es que podemos caer en la yatrogenia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este es un espacio para compartir información y experiencias, de forma que el respeto y la cordialidad deben guiar tu escritura. Gracias por tu aportación.